NUMERO 112 - enero

Reflexiones poéticas sobre resiliencia

                                                    

                                                      La espera se hace larga,                                                        

las aguas siguen su curso inevitable,

yo, en una calma inútil.

 

¿A quién busco? ¿Por qué tanto desasosiego?

Nada mueve la voluntad olvidada.

Estoy muerto, quizás herido,

no siento dolor, sí inquietud.

 

Un sutil movimiento me despierta,

son las mangas vacías de un espantapájaros,

raído, sucio, polvoriento.

Cara redonda, ojos cerrados,

alegría triste de prisionero.

 

¿Desde dónde llega mi tristeza?

Desde mis pérdidas y duelos mal abrigados.

 

Desapego de mi alma,

hojas olvidadas,

baúl de trastos viejos,

caprichos no escuchados.

 

Sólo queda mirar el cielo,

su color me atrae,

veo a lo lejos la luz que nace,

siento mi mano aferrada,

percibo la cálida resolana de una sonrisa,

intuyo el despertar de mi mirada.

 

Llegó la hora de recomenzar,

por fin, adiós a la tristeza,

hay un mañana,

hay un nuevo día en mi alma.

 

 

 

 

1

Elisabetta Pagliarulo es Licenciada en Historia y Profesora de Enseñanza Superior Universitaria en Historia; Licenciada en Ciencias de la Educación y Doctora en Historia. "Embajadora de Resiliencia" para Argentina por la Fez Iztacala de la Unam de México,invitada a disertar en los Congresos de la Comunidad Latinoamericana en Resiliencia, México; en la Universidad del Valle de México. En mayo de 2018, participó en la Cumbre Internacional de Ciudades Resilientes de la Asociación Mexicana de Resiliencia.